domingo, 26 de abril de 2015

La entrada de las citas (Parte 1)

Estrenamos esta nueva sección para recoger imágenes, citas y frases que a lo largo de los meses vayan apareciendo en nuestras lecturas. La idea es combinar tanto referencias actuales como citas más antiguas, pero que tengan una relación con algún acontecimiento coetáneo. De esta manera, buscamos ser agradecidos con todos aquellos escritores, historiadores, filólogos, filósofos, fotógrafos que han trabajado y pensado sobre alguno de los temas que suelen recorrer este blog. Las citas de esta semana son:

«Si el mundo sigue el proceso en el que la palabra escrita es reemplazada por la imagen y lo audiovisual, se corre el riesgo de que desaparezca la libertad, la capacidad de reflexionar e imaginar y otras instituciones como la democracia» 

Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) en el I Foro Internacional del Español 2.0, celebrado en Ifema, 26 de abril de 2015.

«Ha cambiado mucho el rol social del amor [...] El amor es "lo sagrado" [...] Pocas personas se sacrificarían hoy día por Dios, por la nación o por la clase obrera, es decir, por abstracciones, pero muchos padres están dispuestos a sacrificarse si la vida de sus hijos está en peligro y lo mismo se podría decir de otras formas de amor»

Tzvetan Tódorov (Sofía, 1939) en el festival Gutun Zuria de Bilbao, 25 de abril de 2015.

martes, 14 de abril de 2015

La República y los sueños olvidados

Tras la resaca del Día Internacional del Beso, y esperando el establecimiento por fin de un Día Internacional de los Días Internacionales, dedico esta entrada a la celebración de un aniversario casi siempre olvidado, el 14 de abril. Muchos preguntaréis ¿Pero, qué es lo que tenemos que celebrar? ¿Acaso te refieres a la proclamación de la Segunda República? Sí, a eso me refiero. Porque es, sin duda, uno de los grandes precedentes democráticos de la Historia de nuestro peculiar país. Un país donde los medios de comunicación no hacen ni una mísera mención al primer régimen de carácter democrático de nuestra historia, como decía el artículo primero de su Constitución, «Una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de libertad y justicia». 



Un sueño vilipendiado por los cuarenta largos y duros años de régimen franquista y después olvidado tras otros cuarenta años de democracia nacida de la Transición. A nadie le ha interesado recordar la República y sus aspectos más positivos. Y, a pesar de la recuperación parcial de la memoria de los vencidos, sigue siendo difícil saber y conocer que España una vez fue una República, una República que por primera vez daba el voto a la mujer, que por primera vez se planteaba una educación para todos, y que por primera vez se plantaba una sociedad más igualitaria. Desde aquí, el más profundo recuerdo y respeto por los que soñaron y lucharon por la democracia y la libertad.

lunes, 6 de abril de 2015

Apuntes de historia: Italia y los orígenes del fascismo (III)

Hablemos ahora de las características del primer régimen fascista de la Historia, para facilitar la comparación con otros y no caer en anacronismos baratos. Así, lo primero que tenemos que tener en cuenta, como ya hemos mentado, es que el fascismo en Italia es un producto de la Primera Guerra Mundial con un sustrato ideológico anterior, pero que como el historiador Julián Casanova defiende, solo se puede entender con el hundimiento del sistema autocrático tras la guerra y las consecuencias sociales de la Revolución Bolchevique. De este modo podemos resumir las siguientes características del fascismo italiano: 

1.- Crítica generalizada al sistema democrático liberal del cual culparon del desastre del resultado de la Primera Guerra Mundial para Italia. 

2.- Crítica al socialismo y todas sus formas. El fascismo es un movimiento moderno diferente, rechaza el triunfo de la razón -idea heredera de La Ilustración-. No es la reedición de los movimientos contrarrevolucionarios del siglo XIX, el fascismo planteaba un nuevo orden, no la vuelta al pasado. 

3.- El fascismo emerge de la guerra. Un componente que conecta con la idea de movimiento de masas y con su fuerte carácter nacionalista.

4.- Vago sentimiento anticapitalista que con su establecimiento en el poder es eliminado al encontrarse apoyado por los grandes poderes económicos.  


Dicho esto, hay que decir que el tema de los fascismos es difícil de sintetizar y más cuando se trata de elaborar una tipología general más allá del fascismo italiano. Aquí vamos a tratar de incluir las grandes teorías de historiadores como Kitchen, Kershaw, Casanova, Preston para trazar las grandes líneas de su interpretación. De todos estos rasgos, la presencia o no de ellos nos van a marcar los distintos grados de fascismo o de intensidad en los distintos regímenes que tradicionalmente se han catalogado o no como fascistas -la Italia de Mussolini, la Alemania Nazi, la Austria de Dollfuss o el régimen del general Franco en España entre otros-. 

1.- ¿Dónde, cómo y cuando? El escenario. Podemos decir que es un fenómeno que se produce en estados capitalistas desarrollados, con estructuras de clase compleja. Aunque esto, evidentemente, no lo convierte en un fenómeno universal.

2.- ¿Por qué? Las causas. Los fascismos parten de una severa crisis social y económica que tiene que amenazar a gran parte de la sociedad, desde las clases dominantes y las clases sociales más bajas. Está unido por lo tanto a la crisis del liberalismo.

3.-  Respuesta a la revolución obrera. El fascismo es una reacción ante los acontecimientos de Octubre de 1917 en Rusia. Pero, no es una reacción defensiva, sino ofensiva ya que suele coger a la clase obrera en plena división. Los ejemplos más significativos son los de Italia, Alemania o incluso España.

4.- Composición social. Es fundamental identificar a sus protagonistas que en general son una representación de las élites, clases medias y también clases trabajadoras. Surge por lo tanto de una alianza entre el Estado, las élites y la captación de las masas.

5.- Violencia. El fascismo es un movimiento violento. Violento contra los movimientos obreros, por su propia competencia frente a la movilización de las masas. Pero también, violento en los mismos métodos de alistamiento en sus filas. 


6.- La función social del fascismo. Estabilizar y fortalecer el sistema capitalista. Apuntalar el sistema con métodos violentos de coherción para proteger la propiedad privada y asegurar el orden económico establecido. La burguesía cede su poder político al fascismo a cambio de estabilidad social y económica. 

7.- Régimen de terror. El fascismo establece por primera vez en la Historia un régimen generalizado de terror. Entre lo que se puede distinguir un terror caliente, sin proceso legal alguno y el terror legal, que ya a pesar de ser una farsa se registra. El Estado como la herramienta más útil para ello -Terror de Estado-, una verdadera máquina de rutinas administrativas. Dentro de ello, un paso excepcional es la Solución Final y lo que Hanna Arendt llamó la banalidad del mal. 

8.- Ideología. Una extraña mezcla entre modernidad y tradición. Una movilización de masas copiada de la izquierda política y un énfasis en los componentes irracionales -autoridad, obediencia, patria, raza- junto con una manipulación de las frustraciones colectivas. Uso masivo de la propaganda.

9.- Imperialismo. Todos los fascismos persiguen unos objetivos políticos internacionales agresivos y expansionistas. Necesidad de defensa y economía nacional. Por ello, se desvían las tensiones internas hacia el exterior o sobre un enemigo común.

BIBLIOGRAFÍA: 

BOSWORTH, R.J.B, Mussolini, London, Hodder,  2002.
BOSWORTH, R.J.B, Mussolini's Italy: Life Under the Dictatorship 1915–1945, London, Allen Lane, 2006.
CASANOVA, Julián, Europa contra Europa, 1914-1945, Crítica. 2011.
EVANS, Richard J, The Third Reich in Power: 1933–1939, The Penguin Press HC, 2005.
GENTILE, Emilio, Fascismo. Historia e interpretación (Roma-Bari, 2003), Madrid, Alianza, 2004.
KERSHAW, Ian, The Nazi Dictatorship. Problems and Perspectives of Interpretation, London, 1985.
MOSSE, George, La nacionalización de las masas (Nueva York, 1974), Madrid, Marcial Pons, 2005.
PAYNE, Stanley G., El fascismo (Madison, 1980, y Madrid, Alianza, 1984), Madrid, Planeta, 1995 
PRESTON, Paul, Las derechas españolas en el siglo XX: autoritarismo, fascismo y golpismo, Madrid, Sistema, 1986.
TANNENBAUM, Edward R., La experiencia fascista. Sociedad y cultura en Italia (1922-1945) [1972], Madrid, Alianza, 1975.
TRAVERSO, Enzo, La violencia nazi. Una genealogía europea, Argentina, Fondo de Cultura Económica, 2002.